14 noviembre 2006

Keijo Erik Rosberg

Actualmente suena más en nuestros oidos Nico Rosberg, pero no hablaré de él, sino de su padre, el mítico Keke Rosberg.
El popular piloto de fórmula 1, nació el 6 de diciembre de 1948, pero no empezaría a destacar hasta el principio de los 80's. A pesar de que nació en Estocolmo (Suecia), se convertiría en el primer piloto finlandés en correr en la Fórmula 1.
Su debut dentro de la Fórmula 1 se produjo en el año 1978, en Kyalami, a los mandos de un monoplaza de la desaparecida escudería Theodore. Su primera carrera la ganó en 1982, en el Gran Premio de Suiza, que se corrió en el circuito de Dijon (Francia), ya que en Suiza estaban prohibidas las carreras de coches.
Curiosamente en ese año Keke Rosberg no ganó ninguna carrera más, pero la irregularidad del resto de pilotos hizo que al final de la temporada el piloto más regular, el propio Keke Rosberg, se alzara con el Campeonato Mundial de Pilotos sobre el Williams FW08, con un motor Cosworth.
Pasó por varias escuderías desde su debut, como ya indiqué comenzó en Theodore, y hasta llegar a Williams pasó por ATS, Wolf y Fittipaldi. Tras su victoria en el Campeonato Mundial, continuó con Williams hasta 1985. En 1986 pasó a McLaren, algo que nadie esperaba, pero a finales de ese mismo año se retiró.
Tras retirarse de las competiciones ha ocupado su tiempo formando pilotos de la talla de Jirky Jarvi Lehto, Mikka Häkkinen, Olivier Panis, y recientemente su hijo Nico Rosberg.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grandisimo piloto, quiza el piloto mas espectacular en monaco. El rey del derrapaje junto con gilles villeneuve. Gano el campeonato del 82 con un coche mucho peor que el que llevaban sus rivales, un atmosferico contra los todopoderosos turbo de renault, ferrari, mclaren y brabham.

Crónicas de Fórmula 1 dijo...

La verdad es que la década de lo 80' es la que recuerdo con más nostalgia la fórmula 1. Los campeonatos y las carreras eran más emocionantes que las de hoy día. Además fué en esta década que comencé a aficionarme a la fórmula 1, de la mano de mi padre.
Incluso muchos sábados íbamos al Jarama a ver carreras de coches en directo. Nada comparado con la fórmula 1, pero era una forma de seguir algo del deporte del motor en directo y desde Madrid.

P.D.: Ayudaría bastante que firmases con algún pseudo, pues tengo varios comentarios de un anónimo, y no sé si eres tú mismo siempre, o son diferentes personas. En cualquier caso muchas gracias por tu-s comentario-s