13 junio 2007

Estados Unidos 2007 - La Previa

Dejemos una cosa bien clara antes de comenzar a hablar sobre el GP de EEUU: La Fórmula 1 debería estar agradecida por que se permita la continuidad de este deporte en su pista tras el fiasco del año 2005, los seguidores americanos tardarán en olvidar aquel Gran Premio en el que sólo corrieron 6 coches.
Vamos ahora a lo que interesa: La pista en sí mismo no es uno de los retos épicos de la Fórmula 1, pero el lugar destila historia del automovilismo. No podría ser de otro modo cuando uno mira la tribuna principal, que forma parte importante de la mayor instalación para el público del mundo desde la amplia extensión del pit lane, y es que en EEUU todo se hace así, a lo grande. La recta de meta también es enorme, razón por la que la parte interior, construida específicamente para la fórmula 1, resulta decepcionante.
La zona de frenada para la primera curva también es muy importante. Hablamos de más de 320 km/h y frenar en menos de 150 metros para el vértice. La deceleración es impresionante: el piloto debe soportar 5,4 G tan sólo 0,2 segundos después de pisar el freno.
Durante los segundos siguientes, tendrá que modular su frenada para evitar el bloqueo de las ruedas mientras la velocidad disminuye espectacularmente; además, la carga aerodinámica de nivel medio-bajo hace que el coche se comporte de manera muy nerviosa. No en vano es el lugar en el que se producen la mayor parte de los adelantamientos en este circuito.
Publicar un comentario