17 octubre 2007

Brasil 2007 - Una vuelta por interlagos con Senna

Se trata de uno de los dos únicos circuitos del calendario donde las vueltas se hacen en sentido contrario a las agujas del reloj. Es una tortura para los cuellos de los pilotos, pues en el resto del calendario predominan las curvas a derechas.

La pista supone un gran reto, y los baches que presenta son todo un dolor de cabeza para ajustar los reglajes del coche. Sus curvas más claves son las dos primeras, conocidas como la "S" de Senna, en este punto el circuito desciende abruptamente. En esta zona hay que prestar especial cuidado, ya que si llueve el circuito puede ser atravesado por rios de agua.

La otra curva clave es la última, pues dependiendo de la velocidad con la que se sale de ella determinará la aceleración por la subida que da acceso a la recta de meta. En plena carrera, si el piloto de delante comete un error en esa curva, es posible adelantarlo en la curva 1.

Pero lo mejor para ver las características del circuito es disfrutar de una vuelta subidos al monoplaza de Senna cuando marcó su pole en 1991:

Publicar un comentario