01 enero 2008

Denny Hulme

Uno de los campeones mundiales de la Fórmula 1 más desconocido debido a su aversión a la celebridad y su preferencia por el anonimato. Odiaba la fama, no había rastro de vanidad y los actos sociales le hacían pasar un auténtico calvario. Su apodo de "El Oso" era una referencia a los rasgos de su fiera personalidad que estallaba cuando era provocado. Sin embargo, también fue un hombre sensible, incapaz de expresar sus sentimientos, salvo en un coche de carreras, donde se mostraba como un consumado conductor. Lamentablemente murió al volante, un cuarto de siglo después de que se convirtiera en campeón.

El padre de Denny Hulme, Clive, era un héroe de la Segunda Guerra Mundial que ganó la Cruz de la Victoria por su valentía como francotirador en una sangrienta batalla en la isla de Creta. A su regreso a casa, en Nueva Zelanda, Clive, abrió una pequeña granja y un negocio de camiones. Denny, nació el 18 de junio de 1936, y aprendió a conducir camiones mientras estaba sentado en el regazo de su padre, y a la edad de seis años ya era capaz de conducirlos él sólo. A los 17 años abandonó la escuela y se convirtió en mecánico y conductor, llevando mercancías de un lado para otro, recorriendo largas distancias por toda Nueva Zelanda, a través de carreteras sinuosas. Mientras conducía , solía imaginarse a sí mismo en mitad de competiciones automovilísticas, compitiendo con Stirling Moss u otra de las estrellas europeas que había visto en las carreras de Nueva Zelanda, de la Tasman Series.

En las primeras pruebas en las que Denny comenzó a tomar parte fueron las competiciones de habilidad de conducción y carreras locales. En 1959 Clive y Denny compraron un Fórmula 2 Cooper, que Denny preparó y condujo con los pies descalzos, porque le pareció que le permitiría sentir mejor los pedales del coche bajo sus pies. Lo hizo lo suficientemente bien como para convertirse en el compañero de George Lawton, y representar a Nueva Zelanda en una beca de conductores que financiaba una temporada de carreras en el extranjero para 1960. Denny y Lawton se marcharon a Londres, donde conocieron a Bruce McLaren, quien tras hacerse un nombre para sí mismo en carreras de Fórmula 1, les ayudó a obtener un puesto en la parrilla. El año del debut europeo terminó con un desastre en Dinamarca para Lawton, que se estrelló en una carrera en Roskilde donde falleció. Denny quedó desolado pero llevó el remolque de su coche de carreras por las carreras de toda Europa en compañía de su novia, Greeta, enfermera de Nueva Zelanda, que luego se convertiría en su esposa y madre de sus dos hijos. El dinero siempre escaso para financiar las carreras de Denny, es por ellos que buscó un empleo como mecánico de Jack Brabham, quien también le dio un puesto en sus Brabham deportivos y monoplazas. En 1963, Denny, ganó siete carreras de Fórmula Junior y en el año siguiente, hábilmente respaldado por su jefe, dominó a los mandos de en un Brabham en la serie de Fórmula 2. A la Fórmula 1 llegó en 1965 y cuando Brabham ganó su título de 1966 el neocelandés hizo podio en cuatro ocasiones y terminó cuarto general.

Denny Hulme, Formula 1, Salon de la Fama, Campeones de Formula 1

En 1967 los Brabham-Repcos no eran los coches más rápidos, pero eran fiables y coherentes, así como sus conductores. Denny silenció a los críticos que le habían despachado tachándolo de conductor mediocre, con una excelente victoria en Mónaco, aunque su primera victoria de Fórmula 1 se vió empañada por el terrible accidente que se cobró la vida de Lorenzo Bandini. La segunda victoria de Denny de la temporada, fue en el siempre emblemático Nurburgring en Alemania, demostrando su versatilidad sobre cualquier tipo de pista. Terminó en el podio en otras seis carreras y al final de la temporada había acumulado los puntos necesarios como para convertirse en el Campeón del Mundo de 1967. A pesar de que Jim Clark que tenía cuatro triunfos frente a los dos de Denny, no estaba conforme. En el podio final de la temporada, en México, donde ganó Clark y Denny fue tercero, la corona de laurel tuvo que ser compartida entre el vencedor de la carrera y el vencedor del mundial.

Denny, lució la corona a pesar de lo mal que le sentaba ser el centro de atención. En privado, tenía un lado amable y sentimental, pero pocos lo vieron. Podía ser muy arisco y en numerosas ocasiones se enfrentó con los periodistas de Fórmula 1, que tomaron represalias contra él, adjudicándole el "Premio Limón" por ser el piloto menos cooperativo y más poco comunicativo. Pero todo lo que Denny quería hacer era ir a las carreras y volver a casa, de forma que en 1968 se unió con su compatriota Bruce McLaren.

Denny Hulme, Formula 1, Salon de la fama, Campeones de Formula 1

El tandem 'Bruce-Denny' que dominó la América del Norte Can-Am en las pruebas de coches deportivos, por varias temporadas, en su McLaren, tuvieron menos éxito en la Fórmula 1. Lamentablemente, su asociación sólo duró hasta 1970, cuando Bruce falleció mientras probaba un McLaren Can-Am en Goodwood. Denny lloró desconsoladamente la pérdida de su amigo y siguió en las carreras sólo porque sintió que se lo debía a los Bruce y al equipo. Además de su angustia emocional, Denny mostró un dolor agudo en la mayor parte de 1970, tras haber quemado sus manos en los EE.UU. mientras probaba un McLaren para la Indianapolis 500. En total, ganó seis Grandes Premios para McLaren, pero casi al final de su carrera de Fórmula 1, su competitividad se vió debilitada por la creciente aprensión a los peligros de su deporte. Sus temores estaban bien fundados, y el golpe final de Denny llegaría en marzo de 1974, cuando fue testigo de la horrible muerte de su amigo y ex compañero Peter Revson en un accidente en las pruebas Kyalami en Sudáfrica. Denny, con 38 años de edad por aquel entonces, terminó la temporada y dejó la Fórmula 1 por su propio bien, aunque no dejó de conducir competitivamente por otros 18 años más.

Disfrutó compitiendo en acontecimientos históricos y también tuvo éxito en salones y carreras de camiones. Una de los eventos favoritos para él fueron los 1000 kilómetros de la Australia Bathurst. Durante la edición de 1992 en la que Denny Hulme participó con un BMW, de repente se salió de la pista. Los comisarios del evento corrieron hacia el coche y en su interior encontraron al Campeón del Mundo de 1967, muerto de un ataque al corazón.

Publicar un comentario