15 enero 2008

Gran Premio de Monaco - Monte Carlo

El Gran Premio de Mónaco es la carrera que cada piloto sueña con poder ganar. Al igual que el Indy 500 o Le Mans, se trata de una carrera única, distinta de todas las que hayan nacido para este deporte. Una combinación de precisión en la conducción, excelencia técnica y gran valentía son necesarias para ganar en Monte Carlo, los aspectos que ponen de relieve las diferencias entre los grandes y los buenos en la Fórmula 1.

La barrera Armco con la que está forrado el circuito no deja margen de error, es la pista más exigente en lo que se refiere aconcentración, más que cualquier otra pista de Fórmula 1. Los coches llevan a cabo estrepitosas frenadas, algo que para los frenos supone un duro trabajo. Adelantar es casi imposible por lo que la sesión de clasificación en Mónaco es más importante que en cualquier otro Gran Premio.

La curva de Portier es clave para lograr un buen tiempo de vuelta alrededor de Mónaco. Precedida por la horquilla Loews, la curva más lenta en la Fórmula 1, y seguido por el túnel, que ciega la vista de los pilotos por unos instantes a la salida del mismo. Algunos grandes nombres han terminado sus carreras en las barreras de este circuito, sobre todo Ayrton Senna y Michael Schumacher.

Ganar en Mónaco para un conductor supone el paso de su nombre a una lista que incluye a muchos de los más grandes pilotos de la historia del automovilismo. Tanto Graham Hill, el hombre apodado "Señor Mónaco ', como Schumacher han ganado cinco veces aquí, Alain Prost alcanzó las cuatro victorias, mientras que Stirling Moss y Jackie Stewart ganaron aquí en tres ocasiones, o como nuestro piloto asturiano Fernando Alonso, que de momento ya cuenta con dos victorias en este emblemático circuito. Pero el récord de victorias en el Principado de Mónaco es para Senna, que ganó en Montecarlo en seis ocasiones, todo un record.

La carrera ha sido un importante evento para la el campeonato mundial desde 1955, y desde entonces el circuito ha cambiado muy poco, uno de los motivos que lo hace tan emblemático, y peligroso a la vez. Ligeras alteraciones se hicieron para el 2003, en particular una nueva y más suave entrada a la curva Rascasse, incluso un cambio más notable se hizo en 2004, con un nuevo complejo de piscina rodeada por el circuito y una mayor capacidad de espectadores.
Publicar un comentario