03 abril 2008

Alan Jones - 'El hombre entre los hombres'

Voluntad de hierro, piloto duro, Alan Jones luchó por llegar a donde quería, la Fórmula 1. Defendió su territorio con implacable determinación y grandes dosis de intimidación. Su beligerancia fue en parte una consecuencia de una larga y difícil lucha para llegar a las carreras de Fórmula 1, a toda costa. Una vez allí, él se consideraba poco más que un conductor oficial, hasta que se asoció con el entonces equipo Williams. Juntos, conquistaron el primer campeonato de constructores de la escudería Williams, y su único título mundial, pasando a ser conocido como el hombre de Williams.

Su padre Stan Jones, poseía un concesionario de automóviles de lujo, y en Australia fue uno de los mejores pilotos, que a mediados de los años '50 era lo suficientemente bueno como para que se le ofreciesen pruebas en Europa (con Ferrari y BRM), pero prefirió quedarse en casa y cuidar de su negocio y de su familia. Alan Stanley Jones, nacido en Melbourne el 2 de noviembre de 1946, se inspiró en su padre y pronto cosechó los mismos éxitos que su padre. A los 15 años de edad se convirtió en campeón de las carreras de kart y antes también lo consiguió a los mandos de un Mini, y en uno de los monoplazas de su padre, un Coopers. Pero su mayor progreso se retrasó cuando el negocio de su padre, Stan Jones, se fue a la quiebra. En 1967 Alan logró juntar el dinero suficiente como para hacer un tour por Inglaterra y Europa. Durante este viaje, decidió que en el futuro su carrera automovilística tendría que labrarla en el extranjero.

Vídeo: Resumen de la temporada 1980

En 1970, con 50 libras en el bolsillo, llegó a Londres y comenzó un negocio para cubrir las necesidades de los viajeros que llegaban desde Australia. Cuando Alan Bev, su novia (con quien se casó más tarde), se unió a él en Londres, alquilaron una pensión en la que comenzaron a alquilar habitaciones. Con los escasos beneficios de esta empresa Alan asistía a carreras con un presupuesto muy limitado. Stan Jones, divorciado en esa época, llegó a Inglaterra para ofrecer apoyo moral a su hijo, tan necesaria para alentar los lentos progresos de Alan jones. Alan no avanzaba en la antigua Fórmula Ford, se estrelló con un Lotus de Fórmula Tres en Brands Hatch y se rompió la pierna. Finalmente, un golpe de suerte llegó en forma de un viaje patrocinado por el equip de F3 en un GRD, en el que Alan anotó su primera victoria en Silverstone en 1973. Lamentablemente, justo antes de esta carrera, su padre Stan Jones murió de un ataque al corazón y cuando su ataúd fue enviado de vuelta a Australia en su interior contenía la corona de laurel colocada allí por su hijo, quien terminaría segundo en el campeonato de F3 Británica de 1973.

alanjones_001

El año siguiente Alan lo hizo lo suficientemente bien como para que en la Fórmula Atlantic un operador privado le promocionara a la Fórmula 1 en un Hesketh para la temporada de 1975. Terminó esa temporada con el equipo de Graham Hill, anotando un trabajado quinto puesto en Nurburgring y convenciendo a John Surtees para que lo contratase para la temporada de 1976. Pero el trato entre Surtees y Alan no proliferó demasiado, y la carrera de Alan Jones pareció quedar estancada, hasta que una tragedia le dio otra oportunidad.

alanjones_002

En 1977, en el Gran Premio de Sudáfrica, Tom Pryce falleció a los mandos de un Shadow y el equipo contrató a Jones para reemplazar al fallecido  piloto. Esa misma temporada, en el Gran Premio de Australia, la climatología cambió drásticamente, pasando de condiciones de seco a condiciones de mojado en a penas un instante, y tras un audaz pilotaje Jones y Shadow consiguieron su primera victoria. El equipo Shadow nunca más consiguió una victoria, pero aquella victoria de Jones le sirvió para que Ferrari le hiciese una oferta para 1978. Pero la cosa no cuajó con Ferrari, que finalmente contrató a Gilles Villeneuve en lugar de a Jones. No obstante, Jones visitó el Williams Grand Prix Engineering, que en estos momentos se encontraba con una escasez de fondos y una sucesión de pilotos oficiales que no terminaban de rendir. Pero Jones quedó impresionado por la ambición de Frank Williams y por Patrick Jefe de la aseada y ordenada Williams, y su coche, el FW06. Recíprocamente a los directores les gustó lo que vieron en "AJ", que fue como lo llamaron. Firmaron un fructífero contrato, con el que se logró un progreso constante, con AJ ganando cuatro carreras y terminando tercero en el campeonato de 1979.

alanjones_003

En 1980, el Williams FW07B y AJ fueron la combinación perfecta, con victorias en Argentina, Francia, Gran Bretaña, Canadá y EE.UU. Alan Jones se convirtió en Campeón del Mundo de 1980. Para el jefe del equipo se trataba su primer título de ganador, con lo que Alan se convirtió en el hombre de Williams. "AJ era el hombre entre los hombres", dijo Frank Williams. "Fue divertido compartir momentos con él. Nunca necesitaba apoyo mental, porque su carácter es decidido y con ansias de victoria. No necesita ningún trato especial y esa es la forma en que debería ser. No debería ser necesario para mí preguntar a un conductor si él es feliz, o si necesita cambiar su ropa interior."

alanjones_004

Usaba ropa interior roja por que decía que le daba buena suerte, pero AJ ganó carreras no por suerte, sino por la constante lucha que mantenía. Patrick Head admiraba el hecho de que fuese "tan duro como competitivo, era como un animal sobre un coche de carreras". En cierta ocasión terminó segundo en una carrera a pesar de tener que pilotar con una mano rota, llegando a tener que pelear por el puesto hasta con cuatro grandes adversarios en Londres.

Su temporada como campeón reinante fue desastrosa por una serie de problemas mecánicos, y aunque logró dos triunfos y terminó tercero en la general, AJ decidió que lo mejor sería volver a su país "el mejor país del mundo" y convertirse en agricultor . Pero pilotar un tractor no puede sustituir a un Formula 1, y pronto se aburrió. Intentó regresar en 1985, cuando aceptó una oferta de mucho dinero para unirse a una nueva escudería, Beatrice Lola Team. Pero el equipo empezó lentamente, disminuyendo hasta desaparecer por completo a finales de 1986.

alanjones_005

Volvió a casa y ayudó a su hijo Christian a embarcarse en una carrera como piloto,actualmente trabaja como comentarista de televisión retransmitiendo las carreras del deporte en el que, una vez, él estuvo en lo más alto.

Publicar un comentario