25 abril 2008

Gran Premio de España 1986

La Fórmula 1 regresó a España, tras cinco años de ausencia, para que Senna y Mansell protagonizaran un clásico final.

En 1986 los Williams fueron los coches a batir durante toda la temporada. En el transcurso de la carrera de las 16 carreras anteriores de aquella temporada, la escudería británica tenía en su haber nueve victorias conseguidas por sus conductores, Nigel Mansell y Nelson Piquet. Pero en esta carrera, el piloto estrella de la escudería Lotus, Ayrton Senna, sería el que se alzase con la victoria, aunque fuese por uno de los márgenes más apretados de todos los tiempos.

Fue el primer Gran Premio de España en cinco años y el primer evento que se celebrará en el nuevo Circuito de Jerez. De los 25 competidores, Senna fue el más dominante en los entrenamientos y el sábado consiguió cómodamente la segunda pole position de su carrera, superando a los Williams de Mansell y Piquet y a los McLaren de Alain Prost y Keke Rosberg.

030

Al comienzo de la carrera del domingo, el brasileño conservó el liderazgo con facilidad ante Piquet. La tercera posición era para Mansell que tras una mala salida rápidamente cayó a un quinto puesto por detrás de Prost y Rosberg. El conductor de Williams, sin embargo, no se vino abajo, poco a poco empezó a escalar posiciones hasta que, en la vuelta 39, logró superar al propio Senna.

031

A partir de entonces, y con Piquet con problemas de motor, Senna y Mansell mantuvieron un mano a mano por la primera posición. Hubo muy poca diferencia entre ellos en términos de velocidad, cada vez que el piloto británico lograba ampliar su margen, su rival brasileño apretaba el ritmo y comenzaba de nuevo la contienda.

032

A diez vueltas para el final, Senna estaba lo suficientemente cerca como para intentar un adelantamiento algo atreviso, pero Mansell se cubrió a la perfección. Un segundo intento llegaría enseguida, y esta vez con resultado positivo para el brasileño, que lograba así recuperar la cabeza de carrera. Por su parte, Mansell fué el más perjudicado en la maniobra, pues el propio Prost que venía muy pegado consiguió relegarle a la tercera plaza.

033

Con la posibilidad de ver como a Mansell se le escapaba esa victoria, el británico optó por una estrategia algo arriegada. Montó nuevos neumáticos a solo nueve vueltas para el final, algo que le retrasó más de 20 segundos con respecto a Senna. Pero con los nuevos neumáticos, Mansell fue capaz de recortar las distancias a razón de cuatro segundos por vuelta.

Por supuesto, antes de que pudiera llegar a Senna, Mansell tenía otro obstáculo, Prost. El francés de McLaren era significativamente más lento que el Williams pero hasta la penúltima vuelta Mansell no conseguiría adelantarlo. Con la segunda plaza de nuevo en su poder, el conductor de Williams estaba a sólo 1.5 segundos por detrás de Senna, pero con una vuelta antes de llegar a la bandera a cuadros.

034

Mansell, determinado como siempre, se negó a dar su brazo a torcer. Él y Senna rodaron en paralelo gran parte de la última vuelta antes de que Mansell consiguiera salir mejor en la última curva. A simple vista los dos vehículos parecían haber cruzado la línea de meta simultáneamente. Pero la foto finish demostró que Senna había llegado primero, el brasileño obtuvo la victoria por sólo 0,014 segundos.

Visto ahora, podemos decir que esa centésima de segundo le costó a Mansell el título de 1986, que finalmente ganó Prost por dos puntos. En lugar de ello, tuvo que esperar hasta 1992 para conseguir proclamarse campeón del mundo de la Fórmula 1.

Publicar un comentario