30 mayo 2008

Una vuelta al Gilles Villeneuve

La próxima carrera que tendrá lugar la semana que viene es en Canadá, y muchos de los pilotos se encaminarán hacia el país Norteamericano para adaptarse al cambio horario que les supone volar hasta estas tierras.

Lo más destacado del circuito es el famoso muro de los campeones, que se encuentra en la última chicane de la vuelta, una chicane que se atraviesa en 3ª ó 2ª velocidad, después de la recta donde se alcanza la velocidad más elevada de todo el trazado. Esto hace que la inercia del vehículo te lance hacia el exterior de la segunda variante de la chicane, con el riesgo de golpear contra el concido muro de los campeones. Un muro que han probado los más grandes pilotos de la Fórmula 1, y de ahí su nombre.

¿Y quien mejor que nuestro piloto para conocer el circuito de Montreal? Atentos a la horquilla de L'Epingle, la zona más lenta del trazado, se pasa a unos 56 km/h y en primera velocidad, y donde más tiempo puede ganar o perder el piloto en cada vuelta. Sin duda una de las curvas más complicadas del mundial.

Publicar un comentario