23 junio 2008

Kimi Raikkonen mereció ganar

No siempre es cosa de las juergas del piloto finlandés que no pueda alcanzar lo más alto del podio, y así quedo demostrado en la carrera de este Domingo. Todo parecía apuntar a que Kimi Raikkonen se llevaría la victoria en el trazado francés, pero la mala suerte le jugó una mala pasada al pilto.

Cuando lideraba la carrera, y poco antes de que se cumpliese la mitad de la prueba, el F2008 de Kimi perdió la salida del escape derecho de su monoplaza. Algo que podría haberle costado una retirada, pero que se saldó con un segundo puesto para el finlandés.

063

De no haber dejado pasar a Felipe Massa, Raikkonen aún llegó a la meta a más de 10 segundos de Trulli, pero el sentido común hizo que el piloto finlandés dejase pasar al italiano por el bien del equipo, él no tenía la certeza de poder terminar la prueba.

Y es que una avería como esta, podía haberse saldado con una retirada de carrera, o incluso, con un dramático accidente, pues la salida del escape, en muchas ocasiones presenta deflagraciones producidas por la combustión, y la falta de esta pieza podría haber provocado un incendio en la parte trasera del coche de Kimi. Afortunadamente nada de esto sucedió.

El piloto finlandés realizó unas cuantas vueltas en tiempos algo bajos, pero no poco competitivos. Sin embargo en el momento en que la pieza terminó de desprenderse del coche, pareció como si recuperase potencia. Posiblemente esa pieza colgando en la parte trasera del coche, hacía que el monoplaza perdiese carga aerodinámica en el tren trasero, y una vez eliminada la pieza, el coche volvió a ser competitivo.

Finalmente la carrera de Kimi se saldó con un segundo puesto, muy merecido, y la vuelta rápida de la prueba, conseguida antes de la avería. Francamente, hay que tenerlos cuadrados para dar más de 35 vueltas con una bomba de relojería a tu espalda y acabar segundo, sin perder la concentración.

Así resumía el propio Raikkonen su actuación:

"Está claro que estoy un poco desilusionado porque esperaba poder ganar. Sin embargo, se me ha roto el escape derecho poco antes de mitad de carrera y el motor ha perdido mucha potencia, especialmente en las rectas después de las curvas lentas. Después de alguna vuelta, la situación parecía haber mejorado, pero hacia el final de la carrera he corrido el riesgo incluso de pararme. Son cosas que pueden pasar en las carreras y debo intentar ver el lado positivo: ocho puntos son un buen botín y el doblete es un gran resultado para el equipo. Por suerte hemos acumulado un buen margen de ventaja en la primera parte gracias a un coche realmente muy competitivo. Es cierto que el F2008 es muy sólido, porque cuando ocurren estos problemas el abandono es casi inevitable. El campeonato es aún muy largo y estoy en una posición mejor que la del a–o pasado: veamos qué puedo hacer durante el resto de la temporada".

Publicar un comentario