29 septiembre 2008

Gran Premio de Singapur - La Crónica

Acabó el primer GP nocturno de la historia, y nos ha dejado una carrera emocionante de principio a fin, sobre un impresionante trazado urbano, justo todo lo contrario de lo que fue el Gran Premio de Valencia.

090 Desde Japón 2006 no veíamos a un Renault en lo más alto del cajón y más de un año que Alonso no cruzaba la meta en primera posición. Williams conseguía su primer podio desde Marzo en Australia, con Nico Rosberg en segundo lugar, y Lewis Hamilton cerrando el podio, tirando de calculadora pensando en el liderato del mundial.

Fernando Alonso ha sabido lidiar con todas las situaciones y cambiar su mala suerte de la calificación en un inmejorable resultado gracias a su maestría al volante.

La salida se producía sin incidentes con Felipe Massa manteniendo la cabeza de carrera sin problemas, detrás, Lewis Hamilton era segundo. Heikki Kovalainen perdía dos posiciones y Fernando Alonso hacía una buena salida adelantando a 3 coches.

Por ese entonces, la carrera se desarrollaba sin problemas hasta que Nelsinho Piquet tuvo un accidente en la vuelta 14 al golpear el muro, provocando la salida del Safety Car. Momentos antes Alonso había hecho su primera parada, a diferencia del resto de rivales. Al abrirse el pit lane, Massa, Hamilton y Räikkönen entraron a la vez, teniendo Kimi que esperar detrás de Felipe para hacer su parada. Todo parecía transcurrir con normalidad hasta que Massa salió con la manguera puesta.

Lo que a priori pareció un fallo del piloto brasileño, posteriormente se pudo saber que fue un error grave de su equipo. Ferrari utiliza un semáforo en lugar de la típica “piruleta” en los pitstops. Esto puede llegar a ser hasta una décima más rápido que el antiguo sistema, pero también es más arriesgado. En el día de hoy, la luz se puso verde antes de tiempo para Massa. Felipe decidió salir. Y la manguera y un mecánico con él.

El piloto brasileño tuvo que parar al final del pit lane para que se la retiraran y después continuó su marcha. Había entrado a los pits líder de la carrera. Salía el último.

Aunque la pesadilla de Massa no acabo ahí. Vueltas después se anunciaba una investigación y era penalizado con un drive-through.

Durante el periodo de Safety Car tanto Nico Rosberg como Robert Kubica hicieron sus paradas cuando el pit lane estaba cerrado, por lo que ambos pilotos serían sancionados. La Dirección de Carrera tardó demasiado tiempo en avisarles con lo que Rosberg se vio favorecido, pues estuvo varias vueltas liderando la carrera, lo que le permitió ganar una cierta ventaja que le dejase en situación ventajosa a la hora de cumplir la sanción.

Todos estos incidentes provocaban que Alonso tomase el liderato de la carrera en la vuelta 33, la primera vez desde Brasil 2007, seguido por Nico Rosberg, David Coulthard y Lewis Hamilton.

Cuando Alonso parecía tener un colchón importante, con todas las paradas en boxes hechas, en la vuelta 51 Felipe Massa trompeaba en la curva antes del túnel y acto seguido Adrian Sutil golpeaba el muro, provocando la segunda salida del Safety Car. Sólo quedaban 10 vueltas y Fernando Alonso veía su ventaja reducida a cero. Esta el Safety Car solo estuvo dos vueltas en el circuito. La carrera se relanzaba y el piloto español fue capaz de mantener e incrementar su ventaja con respecto a sus perseguidores, asegurando así una magistral victoria para el asturiano, partiendo desde la 15ª posición.

Nico Rosberg y Lewis Hamilton se dedicaron a mantener las posiciones de podium, mientras Kimi Räikkönen golpeaba el muro tras salir escupido por los pianos de la, muy temida, chicane número 10. Esta es la cuarta carrera consecutiva sin puntuar del piloto finlandés y Ferrari sale sin ningún punto de la cita asiática.

En el Mundial de Pilotos, Lewis Hamilton aumenta la diferencia con Felipe Massa a 7 puntos, lo que le deja cierto colchón para afrontar las tres últimas carreras de la temporada.

La próxima cita Japón, un GP que posiblemente esté acompañado por la lluvia y, quizá, sea decisivo para la lucha por el mundial.

Publicar un comentario