11 noviembre 2009

Temporada 2009: resumen parte 2

El Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, celebrado en el mes de junio, marcó el inicio de la espiral que amenazaba las aspiraciones al título de Button. Otra actualización en el RB5 puso muy por delante los Red Bull, que lograron un doblete de la mano de Vettel y Webber, y con el tercer lugar de Rubens Barrichello comenzó la segunda parte de la temporada con nuevos actores candidatos al posible título.

Sebastian Vettel, Mark Webber, GP Gran Bretaña 09  

Webber ganó en Alemania, Hamilton lo hizo en Hungría, Barrichello en Valencia y Kimi Raikkonen en Bélgica. Y es aquí precisamente donde estuvo la salvación de Button, nadie estaba logrando un dominio constante. Era como si el liderato del campeonato del mundo fuese un objetivo abierto, en el que nadie podía quedarse con la bola. Considerando que en las siete primeras carreras de la temporada, Button anotó 61 de los 95 puntos que le asegurarían la corona, en los siguientes siete grandes premios, a penas logró 23 puntos. Y todos estos puntos llegaron con cuenta-gotas: tres, cuatro, dos, dos, ocho, cuatro.

Fue víctima de su propio estilo suave de conducción, como Alain Prost, mientras que el modo de pilotaje, ligeramente más agresivo de Barrichello, que conseguía calentar los neumáticos Bridgestone de un modo más eficaz, permitía al brasileño protagonizar mejores clasificaciones y carreras, y añadió Monza a su cuenta de victorias. Button mostraba velocidad en carrera, pero a menudo se encontraba en situaciones de escalada a media pista debido a un ritmo de calificación pobres.

Red Bull no tenía la constancia necesaria para dar caza a Brawn en esta etapa, ya que Hamilton consiguió un gran triunfo en Singapur, dejando el camino abierto en una lucha final por el título a cuatro pilotos: Button, Barrichello, Vettel y Webber. La temporada del australiano, se desmoronó después de Hungría.

Lewis Hamilton, GP Singapur 09 

Pero el dominio de Vettel en Japón, puso al alemán en la pelea por el título, justo cuando parecía que estaba fuera de juego, después de una controvertida sanción por exceso de velocidad en pit lane en el Gran Premio de Singapur, que le relegó a un cuarto lugar. Button logró un punto en Japón, Barrichello, dos, por lo que la lucha estaba abierta. Pero cuando el Brawn de Barrichello demostró falta el ritmo en el circuito de Interlagos, Webber a los mandos de su Red Bull le arrebató la victoria, allanado el camino de Button. Precisamente allí, después de una terrible sesión de calificación sobre mojado, quedando, aparentemente, en un inútil 14º puesto para la parrilla de salida, consiguió firmar una carrera de escalada que lo dejó en la quinta posición, por delante de Barrichello y detrás de Vettel, que había comenzado en el 16º puesto, consiguiendo poner el título en sus manos.

 Jenson Button, GP Brasil 09

Para finalizar la temporada, Red Bull se anotó otro triunfo de Vettel y un doblete de la escudería en la carrera final de Abu Dhabi, después de que el McLaren dominante de Hamilton se retirase con problemas de frenos. La forma en que McLaren evolucionó en su temporada fue uno de los puntos destacados, pero todavía hay rumores de una posible ruptura con Mercedes, que pasaría a aliarse con Brawn.

La temporada de Ferrari, fue desigual, y casi trágica, no en vano fueron los acaparadores de los titulares principales durante el verano. Comenzó cuando Felipe Massa fue hospitalizado tras ser golpeado en la cabeza en la calificación de Hungría, por un muelle del conjunto de la suspensión que se había desprendido del coche de Barrichello. El brasileño estuvo en coma inducido, pero afortunadamente se recuperó por completo y volverá a las carreras el año que viene. En su ausencia, era imposible saber si Raikkonen hizo un buen trabajo, porque sus nuevos compañeros de equipo, Luca Badoer y Giancarlo Fisichella, simplemente no supieron estar a la altura del coche que tenían entre manos.

 Ferrari F09, accidente Felipe, Clasificación GP Hungría

Después del accidente de Massa, se especuló sobre un posible retorno de Michael Schumacher, algo realmente tentador, pero finalmente el ex-campeón consideró que no estaba recuperado los suficiente de su lesión en el cuello, una de las secuelas de su reciente afición por las carreras de motos.

Terminaba el verano con la mala noticia de que BMW también se retiraría de la Fórmula 1, dejando a Sauber en la estacada, ya que no había firmado el nuevo Acuerdo de la Concordia, que se había elaborado en julio.

Publicar un comentario