03 diciembre 2009

Hartley y Bortolotti su futuro en la Fórmula 1

Durante las pruebas de esta semana en Jerez, Brendon Hartley ha estado a los mandos del Toro Rosso. Habiendo probado anteriormente para Red Bull, y después de unirse al equipo en varios Grandes Premios como piloto de reserva durante la temporada 2009, Hartley no es ajeno a las carreras de Fórmula 1, pero a sus 20 años de edad, el neozelandés estaba contento de estar de vuelta.

Hartley

"Ha sido bueno estar pilotando un coche de F1 de nuevo", declaró en la web oficial de Toro Rosso. "¡Siempre te olvidas un poco de lo rápido que es el coche realmente, es el coche más rápido del planeta, así que siempre es una sensación especial sentir todas esas fuerzas en el cuerpo e ir tan rápido. Toda una experiencia”.

"Este es otro nivel, las distancias de frenado, la velocidad a la que tu mente tiene que trabajar, en es mucho más rápido y creo que es más importante que trabajar con mucha más gente. Necesitas entender cómo comunicarte con todo el mundo, y también hacerte con los controles y procedimientos, que hay en el interior de la cabina. Hay mucho más que asumir".

Aunque ha realizado algunos tiempos impresionantes en la pista española, la primera mañana de Hartley a los mandos se vio obstaculizada por un trompo al comienzo de la jornada, ya que los neumáticos estaban fríos. Pero el coche quedó relativamente a salvo, y fue capaz de completar la mayoría de los programas previstos por el equipo. Hartley cree que fue una lección importante.

"Me dijeron que sería muy deslizante, pero creo que les subestime un poco, la temperatura de los neumáticos estaba bastante baja, era como pilotar sobre hielo en realidad. No había grandes daños, me toqué con el muro muy ligeramente. De todos modos perdimos un montón de tiempo. No era la mejor manera de empezar el día. Así que, lección aprendida".

Entre mayo y julio de este año, Hartley fue piloto de reserva de Red Bull, pero dejó el puesto justo antes del Gran Premio de Alemania para centrarse en su propia competición, la F3 europea. El español Jaime Alguersuari ocupó su lugar y finalmente fue ascendido a un puesto de carreras en Toro Rosso, cuando Sebastien Bourdais abandonó el equipo. Hartley, sin embargo, confía en que tomó la decisión correcta.

"Sí, fue decepcionante, porque Jaime ocupó el asiento de carreras", agregó. "Pero no creo que yo estuviera realmente listo, yo no tenía buenos resultados, así que si hubiese llegado a la Fórmula 1 con los resultados que tenía, habría sido a corto plazo. Quiero llegar aquí cuando me haya demostrado a mí mismo que soy capaz de dar lo mejor, así que estoy pensando en hacer una buena temporada en la Fórmula Renault 3.5, el próximo año. Creo que si hago un buen trabajo, tendré la misma oportunidad de nuevo".

También a los mandos de un Toro Rosso estuvo otro joven piloto de Red Bull, Mirko Bortolotti. El año pasado, con 19 años de edad, impresionó con las pruebas para Ferrari en Fiorano, como premio por ganar el título de F3 italiana, y estaba muy por conseguir esa oportunidad de probar el poder de un F1 con otro equipo.

Borlotti

"Es una gran oportunidad y experiencia para mí después de la prueba del año pasado", declaró el italiano en la web oficial de Toro Rosso. "El programa fue muy variado, hicimos algunas pruebas, pero sigue siendo un coche de Fórmula 1 y es fantástico. Es genial estar aquí. Es un mundo diferente. Todo es diferente, tiene más poder, más frenada, más adherencia, así que tienes que cambiar tu estilo de conducción y tratar de conducir el F1 de la mejor manera posible".

A pesar de que aún está por decidir en qué categoría correrá en el próximo año, Bortolotti está dispuesto a subirse a un coche de Fórmula 1 pronto.

"Por ahora sólo me centraré en el próximo año, aunque yo no sé lo que haré. Tan pronto como lo sepa me concentraré para prepararme de la mejor manera y tratar de ser competitivo en las series que compita", concluyó. "Mi objetivo es ganar carreras donde quiera que sea".

"Lo más importante para mí hoy ha sido la oportunidad de trabajar en la Fórmula 1 con el equipo. Disfruté mucho, porque tuve la oportunidad de hacer una vuelta, ir al garaje, cambiar algunas cosas, salir de nuevo y ver cómo cambia el comportamiento del coche. Eso es muy importante para los pilotos jóvenes y para mí ha sido una gran experiencia".

Publicar un comentario