16 enero 2010

Schumacher, listo para "ir a por ello" tras la prueba de GP2

schumacher Puede que todavía falten 55 días antes de que empiece la temporada, pero el siete veces campeón del mundo, Michael Schumacher, ya está con muchas ganas de regresar a la competición. Schumacher, que correrá para Mercedes este año tras una ausencia de tres temporadas, comenzó su regreso al trabajo a principios de esta semana, completando unas pruebas de tres días a los mandos de un GP2 en el circuito español de Jerez.

Aunque su tiempo en el coche fue promocionado como una manera de ayudar a las GP2 Series a evaluar nuevas soluciones, el alemán, confiesa que le ha servido para aclimatarse a sí mismo a la vida en la cabina de un monoplaza antes de la prueba oficial de la Fórmula 1 el próximo mes. Y después de acumular 130 vueltas durante su último día en el coche, Schumacher pareció satisfecho con el progreso.

"Realmente pude conducir mucho en este último día de pruebas y todo salió perfectamente. Estoy muy contento con la forma en que todo ha transcurrido. Hemos trabajado muy bien, nuestros tiempos han sido buenos y hemos podido hacer todo lo que teníamos previsto. Me siento bien, me sentí cómodo de inmediato en el coche. Así que, ¡vamos a por ello!"

La noticia de que se siente totalmente recuperado y relajado en el coche será un enorme alivio para los fans de Schumacher, después de que el alemán se viera obligado a cancelar su regreso el año pasado, como un sustituto para el lesionado Felipe Massa, cuando una lesión en el cuello reapareció. Pero, además de estar de nuevo en forma, Schumacher también parece ser tan rápido como siempre, marcando un mejor tiempo de 1m 24.621s en su última sesión.

Para el organizador de la GP2 Series, Bruno Michel, sólo tener la oportunidad de escuchar las impresiones de Schumacher sobre su coche de nueva generación ha sido indispensable.

"Esta ha sido una fantástica oportunidad para la GP2 Series y todos los involucrados en la competición. El análisis y los comentarios de Michael fueron fantásticos y el personal técnico de GP2 que ha estado trabajando con él esta semana, piensa que ha sido positivo. Han aprendido de esta prueba de desarrollo que tendremos un coche aún mejor en 2011. Estamos muy contentos de que Michael eligiera nuestro coche para comprobar su estado de forma al volante de una máquina de alto rendimiento y él mismo dijo que era lo más parecido a un coche de Fórmula 1".

Ahora las pruebas para los monoplazas han terminado, Schumacher está a la espera de regresar a casa para continuar su preparación, antes de su primera salida en el coche de 2010 de Mercedes, que se espera tenga lugar en la primera prueba de F1 del año, a principios del próximo mes.

Publicar un comentario