31 enero 2010

Técnica F1: ¿Dónde ponemos el aceite?

Como resultado de la prohibición de repostar, los coches de 2010 tienen unos chasis más largos, tal y como ya se había predicho, los diseñadores se han visto obligados a alojar unos depósitos de combustible más grande, y como resultado, los coches que estamos empezando a ver son más grandes que sus predecesores.

Uno de los mayores retos de ingeniería para esta temporada es el de minimizar este aumento de la distancia entre ejes, al mismo tiempo que se trata de minimizar el impacto que suponga en el coche cualquier tipo de aumento en sus dimensiones.

Trasladar el puesto de conducción, o cabina, un poco más hacia la parte delantera del coche y fabricar una caja de cambios más pequeña son dos de las opciones posibles.

tech2010_04

Habría una tercera posibilidad, ya desarrollada anteriormente, pero que no se ha visto en las parrillas de Fórmula 1 desde hace más de una década. En 1998 Alan Stewart Jenkins y John Arrows Barnard modificaron la posición del depósito de aceite, llevándola desde su posición tradicional junto a la caja de cambios (flecha roja del coche de la izquierda del dibujo) a una nueva ubicación inmediatamente detrás de la cabina del piloto (flecha roja del coche del medio del dibujo).

Este concepto tenía la ventaja de que la posición del peso del tanque respecto del peso total del coche hacía que quedase más cerca del centro de gravedad, reduciendo así el peso general del coche, gracias a la necesidad de instalar tuberías más cortas. Y ahí es donde el tanque de aceite se ha mantenido hasta ahora.

Pero con el nuevo reglamento, el tanque de aceite podría volver a la posición inicial, junto a la caja de cambios, reduciendo así la penalización que supondría en su anterior ubicación respecto a la distancia entre ejes.

Publicar un comentario