01 febrero 2010

El STR5 marca el inicio de la era de constructor para Toro Rosso

El nuevo coche de Toro Rosso, el STR5, mostrado en Valencia este mismo lunes, marca el primer coche 100% fabricado en la casa del equipo italiano tras cuatro años de colaboración con Red Bull Technology. Fundada en 2006, después de la compra de Minardi por parte de Red Bull, los coches de Toro Rosso, han estado hasta ahora basados en los coches de Red Bull Racing. Sin embargo, los cambios en la reglamentación imponen que en 2010 en términos de diseño y construcción, las escuderías deben ser independientes.

str5

Según las declaraciones de Franz Tost:

"Crear la infraestructura necesaria para hacer frente a esta tarea ha sido nuestro mayor reto, posiblemente más difícil de lo que ha sido producir el propio vehículo. Hemos asumido un personal adicional de 80 personas y hemos ampliado nuestras instalaciones para dar cabida a todos ellos, incluyendo un taller de máquinas para aumentar nuestra capacidad de producción”.

"Además, hemos encargado un túnel de viento en Bicester, Inglaterra, que compramos a Red Bull. Tomará tiempo para que el equipo altamente cualificado que hemos reunido aprendan a trabajar juntos de la forma más eficaz posible".

En los últimos años, Toro Rosso ha venido involucrándose cada vez más en la producción en su fábrica de Faenza, pero en marzo de 2009 se les dio el visto bueno para convertirse en constructores de Fórmula 1. Desde entonces se han ido acumulando sus recursos en la preparación para 2010.

"Ser reconocido como un constructor implica poseer los derechos de propiedad intelectual de las piezas enumeradas. Estas son el monocasco, las estructuras de seguridad que están sujetas a homologación y las pruebas de choque, las estructuras trasera y delantera, el paquete aerodinámico completo, la suspensión, el combustible y los sistemas de refrigeración".

En comparación con su predecesor, el diseño del STR5 ha sido optimizado para sacar el máximo provecho del doble difusor en la parte trasera. El coche también es más largo debido al tanque de combustible como en el resto de coches de 2010. El peso adicional del combustible significa que la suspensión y los frenos también han sido objeto de una importante reevaluación.

Por la propia admisión de Toro Rosso como diseñador, el diseño del STR5 es deliberadamente muy conservador, pues el equipo tiene que adaptarse a su rápida expansión reciente y aprender a confiar en los datos de su nuevo túnel de viento. Sin embargo, Tost, confía en que el motor Ferrari pueda ayudarles a mejorar su décimo lugar en la clasificación del 2009.

"Hacer predicciones para la temporada es una trampa peligrosa, pero si se me presiona, yo diría que debemos aspirar a terminar entre los ocho primeros en el Campeonato de Constructores, mientras que a nuestros jóvenes pilotos se les pide que hagan todo lo necesario para mejorar, así como optimizar nuestras infraestructuras a fin de ser lo más competitivos posible en el año 2010”.

Publicar un comentario