19 noviembre 2010

Red Bull sigue con las celebraciones en Salzburgo

En Red Bull han estado muy ocupados celebrando sus victorias de 2010 en su base austríaca de Salzburgo, y no es para menos, pues finalmente se llevaron los títulos de Campeones del Mundo de Pilotos y Constructores.



El recientemente coronado Campeón del Mundo de 2010, Sebastian Vettel, y su compañero de equipo, Mark Webber, el director del equipo, Christian Horner, y el director técnico, Adrian Newey viajaron desde Abu Dhabi a Hangar-7, donde fueron recibidos por una banda tradicional austríaca y una magnífica ovación.

"Los últimos dos meses han sido una experiencia única para mí y he vivido grandes momentos que nunca olvidaré, pero también ha habido algunas situaciones difíciles".

dijo Vettel, tras lograr el título con la victoria en Yas Marina el pasado domingo. 

"Estoy muy orgulloso de lo que hemos logrado, es un gran momento para mí y para todo el equipo".

Vettel, que ha sido apoyado por Red Bull desde el principio de su carrera, dijo que ahora esperaba poder tomarse un poco de tiempo libre para relajarse y disfrutar tranquilamente de sus logros, antes de volver a trabajar con el equipo para emepezar la defensa de los dos campeonatos la próxima temporada.

"Estoy muy contento con este equipo, somos como una gran familia, todo el mundo se divierte mientras se dedica a su trabajo, y sólo así es posible lograr mantenerse a un nivel tan alto. Sin el apoyo que recibí en el programa de Red Bull Junior, no estaría sentado hoy aquí como campeón del mundo".

Para Webber, las celebraciones fueron comprensiblemente más moderadas, el australiano estuvo a punto de conseguir el título de pilotos a pesar de llegar a Abu Dhabi en una posición mejor que la de Vettel. No obstante, insistió en que 2010 había sido un gran año para él y para el equipo, y rindió homenaje a su compañero de equipo y más directo rival.

"El campeonato de constructores es muy importante para Red Bull, y demuestra que esta temporada el equipo ha estado unido, todos podemos estar muy orgullosos de lo que hemos logrado"

dijo. 

"Acabo de perder mi objetivo personal de esta temporada, pero hubo muchas luces y la próxima temporada empieza muy pronto".

"No siempre ha sido fácil para ninguno de nosotros a lo largo de este año, pero es normal cuando estás compitiendo unos contra otros a este nivel. Los dos queríamos ser campeones del mundo y, por lo tanto, empujamos a todo el equipo a la perfección. Felicidades a Sebastián, que realmente merece el título".

Pero el verdadero éxito de Red Bull es que el campeonato ha llegado sólo en su sexta temporada de participación en la Fórmula 1, un logro increíble para un equipo tan joven, y para Horner, que a sus 37 años es uno de los directores de equipo más joven de la parrilla.

"Tengo que felicitar a los dos pilotos, así como a todo el equipo"

dijo el inglés. 

"Hemos superado todos los problemas que experimentamos y trabajamos hasta el límite. Hemos sido capaces de mantenernos entre los mejores equipos como Ferrari, McLaren y Mercedes, y nos esforzaremos en mantener este ritmo en el futuro. Este es el próximo gran desafío para todo el equipo".

Para Newey, diseñador del coche ganador del campeonato de 2010, el RB6, el triunfo significa haber ganado los títulos de constructores con tres equipos diferentes, tras sus éxitos anteriores con Williams y McLaren.

"Después de seis años de duro trabajo en Milton Keynes he alcanzado el objetivo"

comentó. 

"El conjunto ha sido excelente: los pilotos, el equipo y los coches funcionaron bien, como una unidad. Para el 2011 tenemos que perfeccionar aún más esto, con el fin de defender ambos títulos".

Tras las celebraciones de Salzburgo, Horner, Newey, Webber y Vettel volverán al Reino Unido para ver al resto del equipo Red Bull en su base en Milton Keynes, y es que esto de tener tantas sedes es lo que tiene, que alarga las celebraciones.
Publicar un comentario