10 abril 2011

Alonso y Hamilton sancionados ¿Justicia o injusticia?

En realidad no voy a entrar a debatir si la sanción de ambos pilotos ha sido justa o injusta, expondré los motivos por los que los comisarios de Malasia han decidido penalizar a uno y a otro.

En el caso de Hamilton la sanción de 20 segundos, que le cuesta perder un puesto en la carrera, pasando del 7º al 8º, ha sido aplicada por su maniobra momentos antes de la colisión, concretamente por sus dos cambios de dirección en la recta de tribunas, cuando el reglamento indica que solo puede ser una.

Para Alonso la sanción ha venido justamente en el momento de la colisión con el coche del británico, en este caso los 20 segundos no suponen pérdida de puestos para el asturiano, así que termina la carrera sin pérdida de puestos, 6º.

Pero en realidad a Alonso, esa absurda maniobra, le ha costado mucho más que una sanción de 20 segundos que no va a ninguna parte. Para el asturiano la maniobra ha costado perder tres posiciones en el Gran Premio de Malasia, respecto a su posición final. Sí, tres posiciones.

El ritmo del británico era muy inferior al del asturiano en ese momento, estaba claro que tendría que entrar en boxes antes de acabar la carrera, sus ruedas casi estaban en las lonas, por lo que la maniobra de Alonso ha sido innecesaria, precipitada y, lo peor de todo, temeraria. Y no entro en detalles de si Hamilton trató de cerrar el paso a Fernando desplazando su coche ligeramente hacia el centro de la pista en el momento que Alonso iniciaba el adelantamiento. Definitivamente no había necesidad de lanzar el ataque en ese momento, lo único que tenía que haber hecho Fernando era "esperar", solo eso.

De todos modos, y por ser egoísta, doy las gracias a Fernando y Alonso, que gracias a las "ganas" que se tienen nos han brindado a todos de un poco de espectáculo, pues he de reconocer que a pesar de lo innecesario de la maniobra, el mano a mano entre los dos pilotos ha sido emocionante, y deja todas las puertas abiertas para que la batalla se vuelva a presentar dura, pues ha mi modo de ver ninguno de los dos ha saciado sus ganas de demostrar que vale más que el otro.
Publicar un comentario