19 abril 2011

GP China - Victoria estrategica de Hamilton y carreron de Webber

Lewis Hamilton logró una victoria fabulosa para McLaren en el Gran Premio de China, tras plantear una magnífica estrategia de neumáticos, logrando dar caza al Red Bull de Sebastian Vettel en la vuelta 52, de las 56 vueltas que completaban la prueba del pasado fin de semana.



Detrás de ellos, Mark Webber ejecutó una carrera brillante, bajo mi punto de vista, y creo que el de muchos, la mejor carrera fue la suya, escalando desde el puesto 18 de la parrilla, hasta el tercer lugar en el segundo Red Bull, llegando a la meta a tan sólo siete segundos de Hamilton.

Para nuestros pilotos españoles, la carrera fue desastrosa, en el caso de Fernando Alonso por méritos propios, y en el caso de Jaime Alguersuari gracias a las calamidades de alguno de sus mecánicos.

El asturiano volvió a salir mal, prueba de ello es que en la primera curva ya le habia adelantado su compañero de equipo, que partía desde una posición más atrasada que la del español, 5º y 6º respectivamente. Después, la estrategia de carrera parece que no fue la más acertada, aunque si las paradas en boxes en Ferrari están pactadas para favorecer al piloto más adelantado en carrera, no me queda más que felicitar a Massa por haberle ganado la partida e Fernando en esta ocasión.

Peor suerte tuvo Jaime Alguersuari, que cuándo rodaba en una posición más que ventajosa para sus resultados personales, la desastrosa parada en boxes hizo que se despidiera de un Gran Premio en el que podría haber salido con un puñado de puntos. Cuando cumplía la vuelta 9, y tras salir del primer cambio de gomas, su rueda trasera derecha tomaba su propio camino, desprendiéndose del coche, y dejando al piloto fuera de carrera.

Resumiendo, gran estrategia de Hamilton y McLaren, carrerón de Webber, y desastre total para nuestros pilotos. Y por si fuera poco, Ferrari no termina de encontrar el camino de desarrollos que le permitan acortar distancias con los de delante, y mientras, se les van echando encima el resto de escuderías.

Red Bull mantiene ciertos problemas con los componentes que dotan a los coches de esa potencia extra, aunque tiene pinta de que aún andan mejor que los McLaren. Eso sí, como no planteen mejor las estrategias, no será la única carrera en la que no gane el coche más rápido, y es que como ya hemos podido comprobar en las tres carreras que llevamos del mundial, los de Pirelli, con buenos o malos neumáticos, se han convertido en verdaderos protagonistas de los eventos.
Publicar un comentario