23 mayo 2011

Me gustó la carrera de Alonso

Sólo fué un espejismo, pero no negaré que Alonso hizo una excepcional salida en el Gran Premio de España 2011. Partiendo desde la cuarta posición, nada más apagarse los semáforos, el asturiano se colocó en la estela de Vettel, el tiempo suficiente para superar a Hamilton, que salía tercero. A partir de ahí, unos cuantos quiebros para deshacerse del alemán, buscando el interior de la primera curva, donde Alonso conseguía colarse por delante, recuperando así los 16 metros que le separaban de la 1ª posición al llegar a la primera curva.



Durante 20 vueltas el español tapó muchas bocas, incluida la mía. Protagonizó una de sus mejores salidas. Y digo tapó, por que desde que empezamos esta temporada 2011 no había visto ni una salida buena de Fernando, unas veces por unas cosas, y otras veces por otras. Pero ya lo avisó el sábado después de la clasificación, "de los cuatro que habían clasificado primeros él no tenía nada que perder". Desde ese momento supe que la salida de Fernando del Domingo iba a ser "una vuelta al pasado", y no me equivocaba.

Bajo ningún concepto podía perderme el comienzo de la carrera, sabía que Alonso iba a regalarnos algo especial, y francamente, no me defraudó. Posteriormente el duelo que mantuvo con Webber en pista, antes de perder la posición, también estuvo bonito, sobre todo en la maniobra de las curvas de La Caixa y siguente (la 10 y la 11), donde Webber atacó al español por el interior de La Caixa, consiguiendo su posición, pero una trazada más amplia en esa curva permitió al español salir con más aceleración, devolviéndole la jugada en la 11, y recuperando así la posición. No me cabe duda que a pesar del cabreo monumental de Fernando al acabar la carrera, esas batallas durante la prueba las disfrutan tanto o más que los espectadores. La lógica se impuso, y el mal rendimiento del Ferrari con los neumáticos duros hizo imposible que Fernando mantuviese la posición de podio.

Y no me olvido de esa salida de boxes, en la que circuló casi en paralelo a Webber, por fuera de la calle del Pit Lane, y por la que podría haber sido sancionado, pero con la que evitó una posible colisión con su amigo Webber, y gracias a la que pudimos ver la batalla descrita antes. De otro modo, el Red Bull del australiano hubiese puesto pies en polvorosa nada más salir de la calle de boxes.

Después de su segunda parada en boxes, los tiempos del español cayeron empicados, y Webber y Button le levantaron las pegatinas. Incluso tuvo que ver como dos de los coches con los que peleó al comienzo de la carrera, le doblaban al final de la misma, Vettel y Hamilton conseguían doblar a Fernando Alonso al final de la carrera.

¿Qué podemos esperar ahora? 

Mejor explicaré lo que espero yo. Fernando ya tiene que ser consciente que el coche de este año no le llevará a la lucha por el título, así que, asumido esto, deberíamos volver a ver a un Fernando dándolo todo. Deberíamos ver regresar al Fernando de 2004 ó 2005, más agresivo, y nada conservador. Que nos muestre bonitas peleas en pista, como las que hemos visto este fin de semana en Barcelona, salidas espectaculares, defensas de posiciones, y por qué no, adelantamientos. El campeonato no lo va a ganar, pero gracias a eso tendríamos que recuperar al Fernando agresivo de los años previos a sus títulos mundiales, y el próximo año, ya veremos.
Publicar un comentario