21 febrero 2012

Mas de lo mismo para el Ferrari F2012 en Montmelo

Entre el circuito de Jerez de la Frontera y el de Montmeló hay una distancia de unos 1100 kilómetros, pero en el caso del Ferrari F2012, no ha significado mucho el cambio. El nuevo coche de la Scuderia todavía necesita un montón de kilómetros más para alcanzar todo su potencial, y esa es la prioridad absoluta para el equipo en estos días de pruebas, antes de ir a Melbourne.



Una vez más, Fernando Alonso, ha trabajado duro para conseguir recoger la mayor cantidad de datos posible, que son los elementos vitales para que los ingenieros del Cavallino Rampante puedan conocer más a fondo el F2012, hasta el último rincón en lo que a comportamiento en la pista se refiere. A pesar de la precisión de los ordenadores y simuladores, nada puede ofrecer resultados más reales sobre la eficacia de los componentes y el diseño como rodar en una pista.


No fue hasta la tarde que Fernando empezó a hacer tandas largas, mientras que en la mañana, el trabajo se centró principalmente en la evaluación de diferentes configuraciones aerodinámicas. Al final, completó un total de 75 vueltas al trazado catalán, lo que equivale a unos 350 kilómetros. La vuelta más rápida la hizo en un tiempo de 1:24.100s, un crono que le dejó en el quinto puesto de la tabla de tiempos. Sólo hubo un problema de menor importancia hacia la mitad de la mañana, que les costó perder alrededor de una hora, pero el resto del día transcurrió sin problemas.

"Todavía hay mucho trabajo que hacer, pero es para lo que estamos aquí", dijo Fernando en la web oficial de www.ferrarif1.com. "No creo que veamos nada diferente en los próximos días, porque antes de que podamos ver lo que este coche es realmente capaz de hacer, tenemos que juntar todas las piezas del rompecabezas. Sé que hay mucha expectación desde el exterior, pero estamos totalmente centrados en nosotros mismos, sin pensar en lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Sólo empezará a comprenderse adecuadamente la situación en Melbourne".

Por tanto, el día de mañana para Ferrari no va a ser muy diferente al de hoy, repetirán algunas pruebas de aerodinámica, compararán configuraciones diferentes y, por lo tanto, ingenieros y mecánicos tendrán mucho trabajo. De hecho, esa es la esencia misma de la Fórmula 1, el trabajo de un centenar de personas en la pista y en la fábrica, para dar al conductor un coche lo más rápido posible, pero en las carreras, no las pruebas.

No obstante, esta canción empieza a resultarme demasiado familiar ¿y a vosotros?