21 febrero 2012

Red Bull en busca del agarre perdido en Montmelo

Después de una semana de análisis tras las primeras pruebas de 2012, Red Bull Racing ha vuelto a la acción en el día de hoy en Barcelona. Tras completar 79 vueltas al Circuit de Catalunya, Sebastian Vettel, acabó la jornada con el tiempo más rápido del día, registrando un crono de 1:23.265s, conseguido en las últimas etapas de la tarde.



Sebastián dijo: "Está claro que los coches tienen menos agarre que el año pasado, pero tratamos de mejorarlo poco a poco, es difícil juzgar dónde estamos respecto a los demás, en este momento todo está basado en el sentimiento y la sensación que uno pueda tener. En el interior del coche, por ahora, me siento muy bien. Creo que hemos tenido un buen día hoy, sin ningún problema. Hicimos una larga pausa para el almuerzo, momento en que aprovechamos para hacer algunos cambios, pero nada se rompió. En definitiva, un buen día".


El Jefe de Ingenieros de pista, Ian Morgan, dijo que los cambios durante el almuerzo hicieron perder al equipo algún tiempo, pero el trabajo del día había ido según lo planeado. "Hemos completado la mayor parte de nuestro programa en el día de hoy", dijo. "Tuvimos un descanso más largo de lo habitual en el almuerzo, ya que cambiamos algunas cosas, pero era lo que teníamos planeado. Así que, a pesar de haber perdido un poco de tiempo, no fue a expensas de dejar tareas incompletadas".

"Estas pruebas son un proceso de desarrollo continuo y el programa de hoy estuvo influenciado, un poco, por lo que aprendimos en las últimas pruebas. También tuvimos que probar algunas piezas nuevas, y conseguimos que salieran a pista. Los dos próximos días serán algo diferentes", agregó. "Vamos a hacer simulaciones de carrera y vamos a tratar de mezclar eso con la continuación del desarrollo. No hay muchas oportunidades para correr antes de que empiece la temporada, y haremos toda una simulación con cada piloto. Tenemos mucho trabajo por delante para los próximos días".

Para los que me venís leyendo, ya sabéis que salvo sorpresas, estos coches siguen siendo los coches a batir. Como encima consigan encontrar ese agarre perdido, vamos listos... Solo espero que no nos aburran.