23 mayo 2014

Por que no todo tiene que ser Fórmula 1

Y aunque es lo que más nos gusta, no todo es Fórmula 1, echad un ojo al vídeo y os cuento después...



Las carreras de Global Rallycross (GRC) ofrecen una experiencia visual única e inigualable para los aficionados a las carreras de motor. Las carreras están diseñadas para disfrutar de los espectáculos más vertiginosos y emocionantes, donde no hay un solo momento en que falte la acción.

Uno de los principios básicos del GRC es la posibilidad de que los aficionados puedan codearse con algunos de los nombres más importantes en el deporte. Con un paddock completamente abierto, donde los aficionados son libres de pasearse por el mismo, interactuando con los pilotos y viendo el trabajo de los mecánicos en los talleres.

Los Coches de Global Rallycross son modelos comerciales de vehículos, con importantes mejoras en el chasis, el motor y las características de seguridad para poder competir en estas carreras. Los GRC son increíblemente versátiles; con sus 600 caballos de potencia, ​​pueden acelerar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos, pero también están construidos para soportar los saltos de hasta 21 metros de altura y golpearse con otros vehículos. A diferencia de muchas otras carreras, estos coches no cuentan con ayudas electrónicas a la tracción. Ford, Dodge, y Subaru son los fabricantes oficiales de esta serie.

Las pistas de GRC ofrecen algunos de los desafíos más diversos y técnicos en el mundo del automovilismo. En un trazado de un kilómetro y medio de longitud, cuentan con una mezcla de tierra y asfalto, así como varios otros obstáculos. Las pistas de GRC pueden construirse en casi cualquier lugar, dando lugar a muy variados diseños. Os dejo un ejemplo.


Publicar un comentario