24 junio 2014

McLaren MP4-29 - sistema de refrigeración de frenos

En Austria McLaren adosó de forma inusual el disco del freno trasero a la llanta de la rueda. Esto se hace normalmente para canalizar una parte del calor generado por los frenos en aprobechamiento del calentamiento de los neumáticos. Pero es necesario establecer un equilibrio que evite el sobrecalentamiento de los frenos, por lo que esta configuración del disco es más común y eficaz en la parte delantera del coche, y más inusual en la parte trasera, donde el calor de los neumáticos es conseguido mediante el patinaje de las ruedas que son las que reciben la potencia del motor. 


De hecho, las dos partes del coche requieren diferentes filosofías. En la parte delantera los equipos conducen el flujo de aire directo al conducto de freno, a través del disco y luego lo sacan a través de la parte exterior de la rueda. En la parte trasera, en cambio, los equipos prefieren tomar el aire en el conducto del freno (flecha roja), pero luego lo sacan por la parte interior de la rueda con el fin de reducir la resistencia.
Publicar un comentario