12 diciembre 2006

El casco

A lo largo de la historia de la Fórmula 1, muchos han sido los avances que se han hecho en materia de seguridad, ya hablamos anteriormente de las peculiaridades del cockpit, pero sin lugar a dudas el elemento que más llama nuestra atención es el casco.
Los actuales cascos de los pilotos están fabricados en diversos materiales con especiales características. Estos compuestos son fibra de carbono, polietileno y kevlar. Pero ¿por qué estos materiales?
La fibra de carbono es un material presente en muchos componentes de los propios coches de Fórmula 1, como por ejemplo la carrocería, los alerones, etc. Se emplean por tratarse de materiales que presentan gran rigidez y resistencia, pero son sumamente ligeros.
El polietileno es un tipo de plástico que presenta unas especiales condiciones de resistencia a elevadas temperaturas y que gracias a su deformabilidad ayuda a absorver parte de los impactos.
El kevlar es una fibra muy resitente a la tracción empleada habitualmente en la fabricación de ropa resitente como chalecos antibala, equipamiento para deportes extremos, altavoces o industria aeronáutica.
El casco pesa aproximadamente 1,4 kg. Al igual que el vehículo ha sido diseñado en un túnel de viento para reducir al mínimo la resistencia al avance. Los cascos se someten a estrictas pruebas de deformación y fragmentación. En las carreras pueden utilizarse únicamente cascos probados y autorizados por la FIA.
Publicar un comentario