01 diciembre 2006

Nelson Piquet, "El Bocón"

Nacido el 17 de agosto de 1952, consiguió tres campeonatos del mundo de Fórmula 1 en los años 1981, 1983 y 1987. Nelson Piquet Souto Maior, más conocido como Nelson Piquet, nació en Río de Janeiro. Desde que comenzó su cabalgadura en las carreras de autos, se puso el apellido de soltera de su madre, para no ser reconocido como el hijo de un ministro del gobierno brasileño.

Destacó en la Fórmula 3 británica en la década de los 70, lo que le sirvió para hacerse un hueco en "el circo" de la Fórmula 1, donde se convertiría en una destacada figura. Ligado al desaparecido equipo Brabham, Nelson Piquet consiguió sus dos primeros títulos mundiales en los años 81 y 83.
En 1986 se pasó al equipo Williams, y fue aquí donde libró los mayores duelos de su trayectoria deportiva, precisamente contra su compañero de equipo Nigel Mansell. Eran dos pilotos talentosos a bordo de la misma máquina, y con caracteres muy fuertes, lo que propicio que para el final de la temporada del 86 ambos llegasen a la última prueba del campeonato con posibilidades al título. Precisamente esta rivalidad hizo que ninguno de ellos terminase la carrera, y Alain Prost pudo conseguir así su segundo título mundial ese año.
No obstante, al año siguiente,1987, Nelson Piquet consiguió limpiar el final de la anterior temporada haciéndose con su tercer campeonato mundial, con menos carreras ganadas que su compañero Mansell, llevó a cabo una temporada más regular.

En 1988 Piquet comenzó a correr para el equipo Lotus, lo que no resultó nada positivo para el piloto, pues no consiguió ninguna victoria en todo el año, incluso en el año siguiente, 1989, se quedó fuera de una carrera por no clasificar en los entrenamientos.

El uso que hacía de la prensa para menospreciar a sus rivales, le ayudó a forjarse el apodo de "bocón". Finalmente en el año 90 fichó por el equipo Benetton donde estaría hasta su retirada de las carreras en el año 91. Su última victoria fue precisamente en ese año, 1991, en Montreal, donde consiguió superar a su eterno rival Nigel Mansell.
Piloto recordado por su falta de interés en los entrenamientos, pues siempre marcaba los peores tiempos. Amado por medio Brasil, pues el otro medio amaba a Ayrton Senna, y tachado de que sólo era capaz de hacer buenas carreras a los mandos de buenos coches. Lo cierto es que podemos recordar grandes duelos entre él y Mansell o Ayrton Senna. Ahora podemos ver como piloto de pruebas a su hijo en la escudería Renault F1, posiblemente una de las promesas de la Fórmula 1 en los próximos años.
Publicar un comentario