20 abril 2007

Renault. Analizando al vigente campeón de constructores.

Pues muy sencillo. Los problemas de Renault en esta temporada, bajo mi punto de vista, son algo que se veía venir, a mí personalmente no me sorprende el lugar que ocupan, todo tiene su explicación lógica, y en absoluto comparto que en la escudería gala se hayan estado rascando la barriga.
Hagamos un poco de memoria reciente. Renault, la pasada temporada 2006, tuvo que apretar mucho en los desarrollos del coche, sobre todo en el final, pues Ferrari estaba haciendo una evolución impresionante en la segunda mitad, y hacía peligrar el título para los de Briatore y para el propio Alonso.
Normalmente, los desarrollos de los coches de la temporada siguiente se comienzan hacia finales de la temporada anterior, aplicando las mejoras de la vigente temporada que han dado buenos resultados, pero en este caso para Renault, esas mejoras no serían tan aplicables debido al fundamental cambio en unos de sus componentes, los neumáticos. Baza que Ferrari sí tenía ganada, para ellos no existía tal cambio.
Así nos plantamos en la temporada 2007, donde el resto de escuderías pudieron empezar antes los deberes, ellos ya no tenían que luchar por el título a finales de 2006, e incluyo en este saco a McLaren. Lo más normal es lo que está pasando, de hecho todos colocábamos a Renault por detrás de Ferrari y McLaren antes de comenzar la temporada, lo que pasa es que BMW ha trabajado muy bien sobre su motor, que ya evolucionó considerablemente la pasada edición y han conseguido colarse por delante de Renaul, pero no creo que anden muy por encima.
Si a este razonamiento sumamos el dato de sus dos pilotos, obtenemos lo que está sucediendo en pista. Un Fisichella que se sienta al volante pensando que no dará a su escudería más de una 7ª plaza, y eso no es mentalidad de campeón, ni de lejos. Y por otro lado un Kovalainen que acaba de empezar en Fórmula 1, y que está adaptandose a la nueva categoría de forma notable, el problema es cuando te comparan con otro de tu promoción que se ha adaptado de forma excelente, brillante, sobresaliente, y no daré nombres por que ya sabemos todos de quién estoy hablando.
Publicar un comentario