02 julio 2007

Silverstone: La historia

Como muchos otros circuitos de carreras ingleses, Silverstone comenzó siendo un aeródromo. Cuando la Segunda Guerra Mundial acabó en 1945, otros dos circuitos ingleses, Donington Park y el legendario Brooklands, habían sido destruidos. Por esto, y gracias a las carreteras de comunicación, interiores y exteriores, con Silverstone, hicieron que el real club del automóvil británico, adoptaran esta pista para albergar el Gran Premio de Gran Bretaña en 1948. El circuito era ráido y desafiante, y la forma que tomó en 1949 sigue manteniedose hoy día como base del circuito.
Cuando el campeonato del mundo de Fórmula 1 nació en 1950, Silverstone llevó a cabo la primera carrera, ganada por Giuseppe Farina a bordo de un Alfa Romeo. En 1951 el real club del automovil otorgó la gestión del circuito al club de conductores británicos deportivos, y se llevaron a cabo grandes modificaciones. Los boxes fueron cambiados de recta, un circuito más corto fué construido dentro del circuito original.
A partir de 1955 el Gran Premio Británico intercambió temporadas con el circuito de Aintree, pero en la década de los 60, Aintree fue considerado como circuito de menor categoría, y descartado para la Fórmula 1.
En 1971, el club británico de pilotos compró el terreno de 720 acres donde se encuentra el circuito de Silverstone, y reconstruyó la pista. Se volvieron a crear nuevos boxes y una chicane sustituyó la curva de Woodcote, que proporcionó grandes adelantamientos en su época. En 1987, con velocidades que superaban lo impensable en este circuito, una curva fue construida despues de la chicane de Woodcote, y en 1992 un nuevo complejo entramado de curvas fue contruido entre Farm y Woodcote. En los últimos años, varias modificaciones han mejorado el circuito. Una escuela de pilotos y un nuevo bypass para acceder al complejo, han hecho que el circuito siga siendo la opción de Gran Bretaña para su Gran Premio de Fórmula 1.
Publicar un comentario