21 octubre 2007

Brasil 2007 - Análisis Técnico (II)

Alerón trasero de BMW Sauber

Al igual que en el caso anterior, los de BMW también han adoptado un perfil en el alerón trasero, pero en este caso, con una doble curva, que flexiona hacia arriba en los extremos. Esta solución incrementa el dowforce en la parte trasera sin aumentar significativamente la resistencia, dejando, por lo tanto, inalterada la velocidad máxima del vehículo crucial para las largas rectas de Interlagos.

Alerón delantero de Ferrari

El reto en Interlagos es lograr un equilibrio entre el rendimiento en recta y la manejabilidad en el sector más sinuoso. La gran altura a la que se encuentra el circuito significa que la densidad del aire es menor, por lo tanto, es necesaria una mayor inclinación de los alerones para obtener los niveles adecuados de carga aerodinámica (downforce). Alternativamente, la presión del aire puede ser desviada en determinadas zonas del coche, como ocurre con Ferrari, que ha aumentado también el área de la sección transversal de los pequeños laerones situados en la parte de abajo del ala superior (ver círcuo ampliado). Este cambio aumenta la presión del flujo de aire que pasa por debajo, para volver a subir ligeramente la carga, pero sin tener que alterar drásticamente el ángulo del alerón, por lo tanto, tratando de mantener la resistencia aerodinámica lo más baja posible.

Publicar un comentario