06 febrero 2008

Gran Premio de Italia - Monza

Monza es un circuito considerado por muchos como la pista por antonomasia de la Fórmula 1. No sólo es un magnífico ejemplo de un circuito que combina velocidad y técnica, sino que también tiene un corazón y el alma en este deporte. Ha visto algunas de las mejores carreras de todos los tiempos, y también algunos de los peores accidentes de este deporte. Los nombres de los grandes conductores y los sonidos de los motores de épocas pasadas permanecen en la memoria de los árboles que rodean la pista.

Los trabajos del circuito comenzaron en el 1922 y se terminó en menos de medio año. Después de Brooklands e Indianápolis es el tercer circuito permanente en la Fórmula 1. Desarrollada como una pista oval en sus inicios, la pista tenía una longitud total de nada menos que 10 kilómetros.

El circuito cuenta a penas con 11 curvas, pero no le falta variedad, con sus tres chicanes, y sus curvas rápidas, los pilotos están sometidos a exprimir toda su técnica en uno de los trazados más rápidos del calendario. Quizás se le pueda echar en falta alguna horquilla, pero creo que la primera chicane compuesta por las curvas 1 y 2 hace un buen embudo al final de la recta de meta. Un punto crítico en las salidas de los Grandes Premios de este circuito.

monza

La lista de famosas victorias y horripilantes accidentes es larga, pero todos ellos son elementos que hacen de Monza uno de los lugares más mágicos en el calendario de la Fórmula 1. Para muchos, no hay ningún lugar en el mundo que represente mejor este deporte que el circuito de Monza. Los italianos lo llaman "La Pista Mágica", la pista de la magia, una descripción con la que muchos, incluido yo, coincidimos.

Detalles del circuito:

  • Fecha de la Carrera: 14 de Septiembre de 2008
  • Número de Vueltas: 53
  • Longitud del circuito: 5.793 km
  • Distancia de la carrera: 306.720 km
  • Vuelta Rápida: 1:21.046  Rubens Barrichello (2004)
Publicar un comentario